NOTICIA

Los héroes infantiles también rugen al grito de ¡Augh, Augh, Augh!

Los de Layo consiguen la hazaña de la segunda plaza de su Final Four
Porque no se olviden, era su final, la final deseada por muchos de vosotros, la gran Fase Final
Este fin de semana el Palacio de los Deportes de C. B. Coria se ha vestido de lujo, de un gran lujo, para ver una final compuesta por equipos de tal categoría como C B. Careba, Sloopy Joe's C. D. Gines, Club Náutico Sevilla y como no Biomedal C. B. Coria. La cream de la cream.
Cuando te toca un campeonato así uno nunca sabe si el calendario favorece o no, pero empezar un viernes a las 19 horas contra un enorme Sloopy Joe's C. D. Gines, se tornaba un partido frío y complicado. Pero un numerosísimo público nuestro, nuestra familia deportiva, que se reunió en el pabellón se encargó de llevar en volandas a estas enormes figuras, y por su puesto un gran partido técnico planteado por Layo y la perfección llevada a cabo por los chavales nos daba un marcador final de 69 – 79. Sí, diez valiosísimos puntos, pues hay que recordar que en una Final Four, lo más importante que hay que controlar son los nervios y eso a veces torna imposible.
El sábado tocaba lidiar con el Miura, tocaba bailar con la más fea. Venía Club Náutico Sevilla y todos sabemos que eso es harina de otro costal. La intención de principio era competir e incluso batir al número uno pero las cosas no salían, el milagro no venía. Los chicos aportaban todo por su parte pero era imposible, Layo movía a sus jugadores cual partida de Kasparov en ajedrez, pero la distancia se convertía en algo insuperable y sucumbíamos por un contundente 30 – 73.
Y el domingo llegaba la hora de disfrutar, llegaba C.B, Careba que perdía por lesión a un tío enorme, a William Robert Holmes. Y la lesión de un gran jugador es malo para el espectáculo, es malo para el baloncesto…aunque sea rival. Decir de William, que sin quererlo, se ha convertido en el centro de atención por su sonrisa, su amistad, sus ganas de agradar. Los chicos han disfrutado con él. Y los que no son tan chicos.
Daban las 13 cuando el árbitro lanzaba el balón al aire. Los chavales de Layo salían como de vez en cuando ha pasado, dormidos. Costó despertarlos y esto no ocurrió hasta el tercer tiempo, cuando el público gastaba sus gargantas en pos de ese empujón en forma de grito. En este tercer cuarto se consiguió una diferencia de 30 puntos que nos haría llegar al final del partido a un marcador de 76 - 57.
Era el broche final, era la guinda del pastel, era la exaltación de unos jugadores y un público consciente de la complejidad de la temporada.
Es un segundo puesto en una Final Four. Y es para los Infantiles XL… un equipo formado por varios jugadores que apenas llevan jugando un año a este bendito deporte.
Ver a Pablo, Paco o Javi dirigir el cotarro como auténticos bastiones de banda de música. ¡Qué digo de banda música! De auténticos directores de orquesta. Verlos ha sido una gozada. Ver a Diego “Oso Pinone” batirse, incluso con susto incluido, junto a Arturo o José Manuel de los Santos, dentro y fuera de la zona contra las torres contrarias, ha sido una gozada. Ver al “capi” Fran coger las riendas para ejercer de lo suyo es increíble. Ver a Pablo Luque o Iván, merecida su presencia aquí, es otra gozada. Ver a Andrés correr las bandas sobre todo para ayudar a subir el balón, o verlo defender ha sido gozoso. Ver a José Manuel “el Rubio”, con su corta estatura estar en todas las disputas de los balones, o ver al omnipresente Mario… Señores, eso es una gozada. Señores ver a este equipo conseguir tan magnífica hazaña solo tiene un calificativo: SUBLIME.
C. B. Coria, Coria, Sevilla y Andalucía puede rendiros la pleitesía merecida, pues al igual que otros, los otros dioses de nuestro Olimpo han tenido que ir fuera a ganar sus guerras, vosotros habéis tenido que defender, y lo habéis conseguido, un fortín, nuestro fortín, nuestro campo.
Así que Juniors, Cadetes y minibasket, soltar lianas, tender el brazo a estos jóvenes que se han merecido un hueco allí.
Y por supuesto, con permiso de Javi “el Bigotes”, Juanma Díaz, Juanma Cebolla, y todos los demás técnicos y equipos técnicos, que aunque sea por un rato el trono sea para Layo.
Porque esto es vida, esto es espectáculo, esto es deporte. Así es C. B. Coria. Así somos esta gran familia.

Desde nuestro club agradecer al Ayuntamiento de Coria del Río su disponibilidad en todo momento y que para la entrega de trofeos compareciesen la concejala de deportes y festejos Maria Jose Lora y la vicepresidenta de gobierno Conchi Renedo.


GALERIA DE FOTOS

¡Aúpa Coria¡
¡Augh, augh, augh¡
Publicidad:
Publicidad

Publicidad:
Publicidad
Colaboradores: Ayuntamiento sorelle allianz